Tarde de cine: La Torre Oscura

Habíamos hablado por Whatsapp sobre qué película íbamos a ver, y finalmente decidimos que fuera La Torre Oscura. Es cierto que tenemos tendencia o debilidad a ver truños de los buenos y no íbamos convencidos del todo, pero así somos los Rancios.

Teníamos la opción de ver Dunkerque, que nos recomendó nuestro querido Kabuki vendiéndola como una obra maestra, pero aún con sus recomendaciones, tiramos por la de ciencia ficción.

La vimos, salimos del cine, hablamos brevemente de ella y nos tomamos unas birras en la Sureña hablando de muchas cosas. No es que fuera realmente un truñazo, pero si es de esas películas que puedes ver un sábado por la tarde en casa, cuando te está entrando la pájara después de comer.

Yo la compararía con películas como Percy Jackson, o aquella que no sé si seguirán con las siguientes partes, Cazadores de sombras, que como esta Torre Oscura, tienen en común a un adolescente que no se entera de que va la movida y acaba salvando al mundo con la ayuda de un héroe de otra época/universo o lo que sea.

Con las películas de Stephen King, no he tenido muy buena onda, no sé si será porque no es un tipo que me encante leer, de hecho he intentado leer varios de sus títulos y no he pasado del primer capítulo, y puede ser que vaya un poco sugestionado con ello y no acaben entusiasmándome, pero cuando los otros te confirman que ha sido pasable, pero no la caña, está claro que no es el peliculón esperado.

Mi valoración finalmente es que la de Atómica, que vimos hace un par de semanas o tres, estaba infinitamente mejor que esta.

He dicho.