Juego en solitario: El Señor de los Anillos LCG

Hace ya un tiempo que no escribimos nada de nada, y creo que ya es hora de hacerlo. Si bien es cierto, tampoco he tenido muchas oportunidades de quedar con los rancios, en mis ratos libres, que no son muchos, he podido darle rienda suelta a mi nuevo vicio, el juego de cartas de El Señor de los Anillos (ESDLA).

Ya os anunciaba en una entrada anterior que lo había pedido para ver cómo me apañaba con este nuevo tipo de juegos, y la verdad es que me está enganchando, y mucho. Así que os voy a poner un poco en la línea para que sepáis de que va la cosa.

Lo primero que tengo que decir es que el ESDLA, lleva ya en funcionamiento contando este año 2017, siete temporadas, o ciclos, como los llaman los entendidos. El juego comienza con una caja base o CORE, y luego cada ciclo se compone de, según que caso, una caja Deluxe y 6 ampliaciones de aventuras. La historia comienza más o menos cuando Bilbo descubre el anillo y escapa de la cueva de los trasgos con él, perseguido por Gollum. Si recordáis las películas, Gandalf anunciaba la presencia de un nigromante, que luego resulta ser Sauron y el resto, todo es historia.

Tomándose algunas licencias, Fantasy Flight Games, ha ido editando toda esta serie de ciclos y expansiones, sin un orden más o menos acorde con la historia, aunque si bien es cierto, coincide bastante, pero no del todo.

La caja básica trae un montón de cartas que permitirá jugar a dos jugadores, si queremos que jueguen más, hay que añadir otra caja básica, y así sucesivamente, pero tal y como está enfocado el juego, rara vez se jugará a más de dos o tres jugadores. ¿Por qué digo esto?, pues porque para jugar al ESDLA, hay que preparar un mazo de jugador, y ahí está el meollo del asunto, y es que preparar los mazos, requiere bastante tiempo y dedicación. Existen ayudas como la página ringsdb.com, que dispone de una larga lista de mazos que suben los aficionados, pero que no siempre se componen de cartas únicamente de la caja CORE, y nos dificulta bastante la labor de crear esos mazos, pues tendríamos que disponer de las expansiones correspondientes para poder crear el mazo.

Así que no nos queda más remedio que trastear, probar y probar más hasta dar con la clave.

Las primeras partidas

¿Cómo fueron?… pues un puto desastre. La recomendación del juego es que juegues con mazos base, los que trae por defecto la caja básica, y aquí tengo que explicar cómo va la cosa de los mazos.

Los mazos de jugador se dividen en cuatro tipos o esferas, como los llaman aquí. Estas esferas son de Saber, Táctica, Liderazgo y Espíritu. Cada una de ellas es más o menos potente para un determinado modo de juego, por lo que es improbable que podamos jugar todas las partidas con un mazo de una única esfera. Aquí es donde se nos complica la cosa, pues hay misiones en las que necesitaremos mucho ataque, pero a la vez defensa o curación, por lo que necesitaremos Táctica y Saber, y en otros casos necesitaremos avanzar de forma rápida, con seguridad y con ordenes para nuestros héroes y aliados, por lo que utilizaremos un mazo de Espíritu y Liderazgo, o incluso es posible que se mezclen hasta tres esferas en un mismo mazo. Si… es complicado.

Y aquí llegaron las primeras incursiones, con la misión fácil, de nivel 1, titulada “A través del Bosque Negro”, donde representamos a unos héroes que deben cruzar el Bosque Negro para darle un importante mensaje a la dama elfa Galadriel. Bueno, nivel uno, no tendría por qué ser difícil… ¡UNOS COJONES!

Cierto es que eran las primeras partidas, pero después de probar con los cuatro mazos de base por separado, y caer entre las primera y segunda fases del juego, no veía claro que este juego fuera divertido, ni entretenido, sino más bien, una puta mierda, como diría el Tiri.

Así es que después de un tiempo, el Tiri y yo coincidimos y echamos un par de partidas, creo recordar, una un poco chunga en la que caímos los dos, y una segunda que ganamos, por qué no decirlo, sin mucho esfuerzo, coordinando nuestros mazos y entendiendo la mecánica un poco mejor.

Y ya, sólo

Estudiando varios sitios e informándome un poco más del asunto, me decidí a comprar algunas de las expansiones y me decanté por el primer ciclo, que luego resultó ser un error, pues las dos primeras aventuras no aparecían por ningún lado, cosa que la comunidad lleva reclamando bastante tiempo y por el momento, si solución… aunque santo Amazon me las consiguió, eso sí, en perfecto Inglés., pero tampoco es un problema.

Encontré una fuente de ayuda y de inspiración en la web Susurros del bosque viejo, con información muy importante y unos podcast bastante entretenidos, y después de un tiempo revisando cosas, me dirigí yo sólo a mi primera partida en solitario, y en serio, pues hasta ahora, creo que no estaba jugando de manera correcta.

Así que afronté la primera misión con un mazo de Liderazgo y, aunque bastante justito, conseguí mi primera victoria, con tan sólo 59 puntos. La segunda fue otro cantar. Una vez que ves como funcionan las cartas y los combos, el juego cambia muchísimo, y terminé la misión bastante sobrado, con una puntuación de 148 puntos… ahí es nada.

Pero he encontrado mi némesis con la segunda aventura… Después de cuatro partidas, no he conseguido pasar del primer enemigo y he tenido que investigar un poco al respecto. Hay opiniones para todo, desde partidas a dos únicamente o un mazo de tres esferas. De hecho, el del mazo de tres esferas, hasta el momento, es el que más me ha convencido, pero tendré que probarlo. Este es el mazo en cuestión.

Así es que, en cuanto tenga un hueco, lo probaré y ya os contaré que tal.

Valorando el juego

Hay muchos factores para valorar un juego, y es difícil que lo que a uno le guste, o se muera por un juego, a otro le parezca una castaña. Pero tengo que ser objetivo.

Como os decía al principio, estuve a punto de tirar la toalla a la cuarta partida, pues no veía sentido a todo esto, y más, echando un vistazo adelante, pues, como se comenta en muchos foros, la cantidad de ciclos que hay editados ya, puede abrumar mucho a un novato. Estamos hablando de seis ciclos que se dividen en lo siguiente:

  • 1x caja básica con 226 cartas
  • 6x cajas Deluxe para cada ciclo con 165 cartas cada uno
  • 6 ciclos de 6 mini cajas con 60 cartas cada uno
  • 6x cajas de saga con 165 cartas cada una

Esto hace un total de casi 4700 cartas… ahí es nada. Así que si piensas ponerte en serio con esto, y lo más importante, si lo vas a coleccionar completo, vete aflojando la mosca, pues lo más barato son las mini aventuras, que salen por unos 14€ cada una, las cajas deluxe a unos 29€ y las cajas de Saga a unos 25€, eso sin contar la caja básica, que se nos va a 34€. Así, a ojo de buen cubero, la broma te saldrá por unos 1000€, y esto es sólo la base, pues luego están lo que llaman Print on Demand, en las que sacan blister de “Pesadilla”, que son las minicajas, pero más chungas y además, otras aventuras que se han sacado de la manga… creo que van ya unas 34 o así… suma y sigue.

Una vez con los números sobre la mesa, sin contar las cajas que están más que agotadas, sobre todo del primer ciclo, y que por el momento no hay fecha de publicación, nos planteamos que con la caja básica no va a ser suficiente, y tendremos que comprar más para disponer de aventuras y mazos mejores.

¿Ya estamos convencidos del todo? Sí, lo estamos. Voy a valorar, desde mi punto de vista, y tengo que decir que el juego es genial y nos dará horas y horas de diversión. Obviamente también nos dará horas de mirar y mirar cartas y preparar mazos, que a la hora de la verdad, es muy probable que no funcionen, pero ahí está la gracia del juego, aunque si quieres acelerar el proceso, siempre tienes a la comunidad, que es muy activa y dispone de recursos para que puedas afrontar las aventuras más cómodamente.

Creo que merece la pena, aunque no te recomendaría engancharte del todo y ponerte a comprar cartas desde el principio al fin, pues es mucha tela. Creo que con las cajas de Saga, vas más que servido.

¿Nos echamos una partida?