Arkham Noir

Algunas veces al entrar a las tiendas de juegos de mesa nos vemos abrumados por la cantidad de portadas, colores  y tamaños que nos encontramos en los estantes y vitrinas, todos ellos intentando atraer nuestra atención, pero entre todos ellos siempre hay alguno que nos llama la atención por las sensaciones que nos transmite y la atmósfera que genera el visionado de su portada; en un rincón del mostrador me lo encontré, en un escueto cajón de cartón lleno de pequeñas cajas en blanco y negro con una portada que llamo mi atención al instante, no solo el titulo que ya de por si me hizo interesarme en el, si no el arte que envolvía aquella pequeña caja que cogí con cierto aire de duda, la cual se disipo en cuanto pude conocer mas de aquella novedad, la portada ya inspira cierta calidad y nos transporta a una atmósfera cercana a los años 20-30, en ella un aterrado personaje (Howard Lovecraft), suponemos investigador privado por la enseña en la puerta que da paso a su despacho, intenta desenfundar su revolver mientras al otro lado de la puerta de cristal una sombra con aspecto humanoide golpea el vidrio con una de sus garras, si nos fijamos mas a fondo vemos que en la pared hay varias fotos con rostros de personas, casos de desapariciones o asesinatos quizás?, carpetas con documentos, bloc de notas y una maquina de escribir con el titulo del caso y que da nombre a esta primera caja, “Los asesinatos del culto de la bruja.” La portada del juego es un prologo perfecto para adentrarnos en la atmósfera del juego y dejarnos con ganas de saber mas.

Al girar la caja podemos encontrar un breve resumen de lo que nos vamos a encontrar, Arkham noir es un juego en solitario, en el que encarnaremos a un detective que se esta encargando de resolver una serie de desapariciones y asesinatos de índole ritual o quizás algo mas macabro y siniestro, en los que parece ser que algo sobrenatural parece estar actuando.

El prologo nos introduce en la historia de trasfondo la cual va a dotar de sentido el entorno del juego y las acciones que llevaremos a cabo, en el se nos cuenta que en la noche de Walpurgis, en la víspera al 1 de mayo, parece ser habitual los sucesos extraños e inexplicables, amen de alguna desaparición en las calles de Arkham, pero este año es distinto, varios estudiantes de la universidad Miskatonic que investigaban temas relacionados con el ocultismo, han aparecido asesinados, a partir de este momento el juego empieza y recae en nosotros la tarea de buscar pistas y recabar información para dar con los culpables y evitar que alguien mas salga herido.

El modo de juego es simple ya que no requiere de un aprendizaje avanzado y como extra tenemos un set up muy bien diseñado que en todo momento nos informara de todo lo que tenemos que hacer y comprobar y todo ello a través de cartas, por que, efectivamente, es un juego exclusivamente de cartas, no vamos a investigar a través de mapas o tableros, la acción se va desvelando con cada carta que sacamos a la zona de juego y estas van formando una historia sobre la victima que estamos investigando, contándonos palmo a palmo todo lo que ha ido pasando previamente a su muerte personas involucradas, testigos, objetos o lugares donde posiblemente a estado la victima, todo ello a través de un sencillo sistema de juntar iconos, las cartas solo se pueden introducir en juego si coinciden los iconos de estas e incluso en algunos casos ciertas cartas que tendrán su propia forma de entrar en juego, como las cartas con candado que requerirán de haber jugado previamente una carta con llave u otras que requerirán de llevar un numero de cartas jugadas antes de poder usarlas, otra de las mecánicas que introduce el juego es la de ir perdiendo cordura, al estar expuestos ha ciertos elementos o seres que van mas allá de toda compresión para un humano o bien el estrés generado por investigaciones que se prolonguen en el tiempo, tendremos también cartas que nos harán perder tiempo y por lo tanto esto desembocara en que daremos tiempo a la aparición de nuevas victimas siendo ambos puntos los desencadenantes de la perdida del juego.

El autor del juego, Yves Tourigny, a conseguido mediante las mecánicas y el diseño de las cartas que el juego tenga cierta inmersión y aun encontrándonos con un sistema abstracto, podamos disfrutar de una historia completa y llena de cambios hasta el final, todo ello aderezado gracias a apoyarse sobre las obras literarias de Lovecraft y que cualquier lector de ellas poda ver reflejado en forma de tributo en cada uno de los dibujos de las cartas ya sean entornos personajes u otros seres que aparecen en ellas, en este primer caso de 3, que en principio cerraran la serie nos encontramos con referencias a tres relatos cortos: Los sueños en casa de la bruja (1933), El que acecha en el umbral (1933) y Lo innombrable (1923). Cuya lectura puede ayudar a introducirse a un mas en el juego.

Los siguientes casos se ven apoyados en otros autores de lo macabro y lo desconocido, como en el caso 2, donde nos encontraremos ante los relatos de William E. Chambers, quizás el precursor de la literatura pulp y del cual tomo ejemplo el propio Lovecraft, para el caso 3, nos queda un tiempo puesto que aun no se a desvelado nada, todos ellos autojugables y con una peculiaridad, que podemos usar ciertas cartas entre ellos para cambiar la jugabilidad de las campañas, sin mas que decir espero que a los que os interesen los juegos en solitario podáis darle una oportunidad y mas adelante poder hablar de ello y ver que impresiones os ha generado.