Año nuevo, juegos nuevos: Terraforming Mars

Hola a todos,

Empiezo a escribir esta entrada antes de que lleguen los reyes, pero hay que ir adelantando trabajo, que luego se nos acumula o se nos pasa, así que, aprovecho para comentaros que hace una semana, estuve en casa del Tiri para echarnos unas partidas y decidimos jugar al Terraforming Mars, un juego de gestión de recursos, dicen, semi-cooperativo, en el que tenemos que terraformar Marte y salir victoriosos con la mayor puntuación.


Tengo que decir que el juego me ha gustado tanto que me lo he pedido para estos reyes, y espero recibirlo sin falta el día 6. Si no es así, prometo cargarme a los pajes y a los camellos como venganza y dejaré una nueva carta a los magos de oriente advirtiéndoles que, el año que viene, podría ser mucho peor en caso de no ser condescendiente conmigo.

Volviendo al juego, veremos que este tiene un tablero en el que se muestra la superficie del planeta seccionada por hexágonos, donde colocaremos distintos tipos de losetas, obviamente, también hexagonales, océanos, bosques, ciudades y estructuras especiales.

La terraformación se conseguirá con tres elementos clave, la temperatura del planeta, marcada en el lateral derecho del tablero con un termómetro, el oxígeno, marcado en la parte superior del tablero con un medidos y los océanos, cuyo límite será de 9 losetas. Si agotamos estas y elevamos el nivel de temperatura y oxígeno antes de que se acaben las rondas disponibles, o Eras, como lo denomina el juego, habremos terraformado Marte y procederemos a calcular quien será el ganador.

El juego admite de uno a cinco jugadores. En la variante de un jugador, el reto es terraformar, es decir, cumplir con los tres objetivos anteriores, antes de que se acaben las 14 Eras que disponemos para ello. En el caso de jugar dos o más jugadores, las Eras serán un máximo de 20, pero si jugáis, veréis que la competición irá por otros lares, además de que el “puteo” estará a la orden del día. Tengo que decir que en la partida que jugamos el Tiri y yo no nos puteamos mucho, pues era mi primera vez y no dominaba muy bien el juego, que se pilla muy rápido, y entendí lo de “colaborativo” casi como tal. Me centré en ir mejorando pero sin dar por culo a mi compañero, y finalmente me alcé con la victoria, por buena suerte en el azar que proporcionan las cartas.

Y es que este juego tiene cartas, y muchas… más de 200. Estas cartas representa proyectos con los que iremos mejorando nuestra producción y la terraformación, así como el avance de los medidores que hemos mencionado antes. Hay unas cartas básicas para comenzar el juego todos por igual y existen luego otras de tipo “facción”, que nos harán jugar de una forma diferente, más centrada en ciertos recursos o con ventajas por su utilización, pero será más difícil el comienzo, puesto que estaremos limitados totalmente en el inicio y deberemos progresar con algo más de esfuerzo.

La mecánica es sencilla. En cada Era se produce, según el nivel que tengamos en cada caso, dinero, acero, titanio, plantas, energía y calor, y puede que no se produzca alguno de estos elementos al tener nivel cero,, menos el dinero, que dependerá del nivel de terraformación. Si jugamos solos, recaudaremos en nuestra primera ronda 14 millones (aunque en realidad serán 14 unidades, pero el juego lo representa en millones) y si jugamos varios, empezaremos con 20. Según vayamos terraformando, esto se consigue poniendo losetas de océano, bosques o por medio de las cartas, iremos aumentando la producción de créditos, y así poco a poco, irá avanzando en el juego.

Y ya está, poco más se puede decir de las reglas, aunque si hay algunos detalle más, pero la mecánica es muy sencilla, que tiendo a comparar con el Monopoly, sólo que en lugar de dar vueltas al tablero comprando terrenos y edificando casas, en Terraforming Mars, compras cartas y edificas en un planeta, empiezas ajustado de pasta y recursos y poco a poco vas ganando más y al final, no tienes que pegar al de al lado por que no te vende la carta de “Paseo de la Castellana”, o por que no quiere llegar a un acuerdo contigo. Lo que hayas conseguido al final de las rondas determinará si has sido la corporación que mejor puntuación has sacado o, si juegas en solitario, ¿llegarás a terraformar Marte?